Semielfo

De Genubi
Saltar a: navegación, buscar
Semielfos varón y mujer

Los semielfos y los humanos se emparejan y casan de vez en cuando, atraídos los primeros por la energía de los segundos y los segundos por la elegancia de los primeros. Estos matrimonios terminan rápidamente, al menos desde el punto de vista de los elfos, pues la vida de los humanos es muy breve; sin embargo, tales uniones dejan tras de sí un legado duradero: los descendientes semielfos. La vida de un semielfo puede llegar a ser muy dura. Cuando crece entre elfos lo hace a una velocidad asombrosa, alcanzando la madurez en sólo dos décadas. El semielfo se hace adulto mucho antes de haber podido aprender la complejidad del arte, la cultura e incluso la gramática de los elfos. Además, deja tras de sí a sus amigos de la infancia y alcanza la madurez física, aunque aún es un niño según los cánones culturales de los elfos. Normalmente, abandonará su hogar élfico cuando éste deje de resultarle familiar, optando por buscar su camino entre los humanos. Cuando, por el contrario, se cría entre los hombres, el semielfo es distinto a ellos: más distante, más sensible, menos ambicioso y más lento en alcanzar al madurez. Algunos semielfos tratan de encajar entre los humanos, mientras que otros hallan su identidad en sus propias diferencias. La mayoría encuentran su lugar en las tierras humanas, pero otros se pasan la vida entera sintiéndose marginados.

Personalidad

La mayoría de los semielfos poseen la curiosidad, inventiva y ambición de su progenitor humano, junto con los agudos sentidos, el amor por la naturaleza y el gusto artístico de su herencia élfica.

Descripción física

Para los humanos, los semielfos tienen el mismo aspecto que los elfos; pero a ojos de los elfos se parecen más a los humanos (de hecho, estos últimos se refieren a ellos como "semihumanos"). Los varones van de los 5 hasta los 6' de altura y suelen pesar entre 90 y 180 lb. Los varones son más altos y pesados que las mujeres, pero las diferencias son menos pronunciadas que las que hay entre los humanos. Son más rubios que éstos y tienen la piel más pálida y suave; sin embargo la tonalidad de su piel y su cabello, su complexión y sus demás rasgos poseen la misma variedad que caracteriza a los humanos. Los ojos de los semielfos son más verdes, igual que los de sus padres élficos. Alcanzan la madurez a los 20 años y llegan a vivir unos 180. La mayoría de los semielfos son hijos de una pareja de humano y elfo. Sin embargo, algunos descienden de progenitores que de por si, ya tenían parte de humano y parte de elfo. Algunos de estos semielfos de "segunda generación" poseen un color de ojos semejante a la de los humanos, pero la mayoría siguen conservando el tono verdoso.

Relaciones y alineamiento

Los semielfos se llevan bien tanto con los humanos como con los elfos, y también mantienen buenas relaciones con enanos, gnomos y medianos. Poseen la elegancia de los elfos sin ser tan distantes, y la energía de los humanos sin hacer gala de su tosquedad. Son excelentes embajadores e intermediarios (salvo entre elfos y humanos, pues suelen pensar que el semielfo favorece al contrario). Sin embargo, son mirados con recelo en aquellas tierras humanas de las que los elfos se mantienen apartados o en las que no hay buenas relaciones entre ambas razas. Algunos semielfos desprecian marcadamente a los semiorcos; es posible que el parecido entre unos y otros (ambas razas poseen linaje humano) haga sentirse incómodos a los primeros. Los semielfos comparten las inclinaciones caóticas de su herencia élfica, pero al igual que los humanos no tienden especialmente por el bien ni el mal. Valoran la libertad personal y la expresión creativa tanto como los elfos, pero no demuestran amor por los líderes ni desean tener seguidores. Las reglas les irritan, se ofenden ante las exigencias de los demás y a veces demuestran ser de poca confianza (o, al menos, impredecibles).

Semielfo bardo

Tierras de semielfos

Los semielfos carecen de tierras propias, aunque son bienvenidos tanto en las ciudades humanas como en los bosques élficos. A veces forman pequeñas comunidades en las grandes urbes.

Religión e idioma

Los semielfos que se crían entre los elfos veneran a las deidades élficas, principalmente a Corellon Larethian (dios de los elfos). Los que crecen entre humanos veneran a Ehlonna (diosa de los bosques). Los semielfos hablan el idioma de las culturas de que proceden: Común y élfico. Sin embargo, se muestran un poco torpes con la compleja lengua de los elfos, aunque sólo estos últimos se dan cuenta de ello, aun así, dominan el idioma bastante mejor que los que no son elfos.

Nombres

En cuestión de nombres, los semielfos utilizan las normas convencionales de los elfos o de los humanos. Irónicamente, los que se crían entre humanos suelen tener conmbres élficos en honor a su herencia, y los que crecen entre elfos suelen tenerlos humanos.

Aventureros

Los semielfos suelen verse abocados a llevar carreras extrañas y a tener compañeros poco frecuentes. A muchos de ellos no les cuesta demasiado dedicarse a la vida de aventurero y, al igual que a los elfos, sienten un fuerte anhelo por viajar.

Rasgos raciales

  • Mediano: Como criatura mediana, los semielfos carecen de bonificadores o penalizadores debidos al tamaño.
  • La velocidad base de los semielfos es de 30'.
  • Inmunidad a los conjuros y efectos mágicos de dormir y bonificador +2 racial en los TS contra conjuros y efectos de encantamiento.
  • Visión en la penumbra: Los elfos pueden ver el doble de bien que los humanos a la luz de la luna, una antorcha o situaciones que haya una iluminación escasa. Cuando se encuentran en tales condiciones conservan la capacidad de distinguir colores y detalles.
  • Bonificador +1 racial a las pruebas de Avistar, Buscar y Escuchar: Los semielfos carecen e la aptitud de los elfos para detectar puertas secretas con solo pasar delante de ellas. Poseen unos sentidos agudizados, pero no tanto como los de los elfos.
  • Bonificador +2 a las pruebas de Diplomacia y Reunir información: Los semielfos se llevan bien con la gente por naturaleza.
  • Sangre élfica: Para todos los efectos relacionados con la raza, los semielfos son considerados elfos. Por ejemplo, son tan vulnerables a los efectos especiales que afectan a los elfos como sus antepasados elfos, y pueden utilizar objetos mágicos sólo utilizables por estos.
  • Idiomas automáticos: Común y élfico. Idiomas adicionales: Cualquiera (Siempre que no se trate de idiomas secretos, como el druídico). Los semielfos poseen la misma versatilidad que los humanos, así como su amplia (aunque superficial) experiencia.
  • Clase predilecta: Cualquiera. Cuando se determine si un semielfo multiclase recibe una penalización a los puntos de experiencia, la clase en la que tenga mayor nivel no cuenta.