Kiel

De Genubi
Saltar a: navegación, buscar
Kiel Gaiden
Kiel.jpg
Perfil del Personaje
AliasProfesor Kiel
Edad32
GéneroHombre
RazaHumano
ClaseEmbaucador
EstadoVivo
Procedencia
Ciudad NatalKartas
FamiliaKael Gaiden (Padre)
Hogar ActualMolten
Intereses
Divinidad
Creencias
AfiliaciónCofradía de Ladrones
Ocupación
Profesión
Habilidades
En combate
Afinidad al arte
Cualidades
Especialidad
Honores
Premios
Datos de Personaje
AlineamientoLegal Bueno
JugadorAarón

¿Necesitas ayuda?- Kiel

Kiel es un hombre humano, de 32 años de edad, nacido en la ciudad de Kartas. Hijo de Kael Gaiden, el lider de la Cofradía de Ladrones de Kartas, fue entrenado como pícaro desde pequeño y resaltaba entre sus compañeros por hacer increíbles acrobacias en sus entrenamientos y sus peleas. A pesar de sus increíbles habilidades acrobáticas, nunca tuvo capacidades físicas, pero lo compensó con limitados conocimientos mágicos aprendidos de su amigo bardo Icaro. Siente un gran apego por las plantas, las cuales estudio de pequeño por su cuenta. Tiene una leve e "inofensiva" adicción por las galletas.

Personalidad

Kiel es una persona agradable y amable, le gusta conversar y conocer gente, no le gusta generar ni verse envuelto en conflictos, pero cuenta con herramientas de sobra para resolverlos. Respeta a todas las razas y considera que, a pesar de las diferencias físicas, todos viven en el mismo mundo. Ademas, para el, un gnomo de 50 años no es un adolescente descarriado como dice su cultura, sino alguien que a vivido mas que el y por tanto tiene mas cosas que enseñarle. Considera mas importante la experiencia de vida que la "madurez". Debido a su entrenamiento como espía, Kiel esta acostumbrado a trabajar solo y en pleno territorio enemigo. El esta consciente de que puede morir en un instante y completamente solo. Por eso piensa que el debe tratar de ser lo mas reemplazable posible en el grupo, evitando tomar papeles como el de líder, a menos que sea necesario. No hay nada que perturbe mas a Kiel que la sangre y la muerte. Si puede, no va a dudar en salvar a un inocente en apuros o en evitar una muerte innecesaria. El nunca va a matar a alguien a menos que lo crea necesario para salvar mas vidas.

Descripción Física

Un humano delgado, de 1.76m de altura. Le gusta vestirse de azul y siempre lleva unos guantes, unos brazales y unas botas de color negro (actualmente tiene el Dial del Amanecer en sus manos en vez de guantes corrientes). Tiene cabello corto y castaño como sus ojos. Siempre lleva una sonrisa en su rostro, especialmente si tiene galletas (y mucho mas si tienen chispas de chocolate). Porta una mochila marrón donde guarda sus cosas, un cinturón donde lleva dagas arrojadizas, su odre, una espada corta y su látigo, tiene bolsillos en su abrigo donde lleva un pequeño libro y los objetos que encuentre. También tiene 3 anillos, uno de ellos tiene el sello de la cofradía de ladrones y otro es un anillo de bodas con una gema azul.

Lore

Entrenado desde pequeño en la cofradía de picaros, Kiel Gaiden heredo el instinto y la destreza de sus padres, pero no así su fuerza física. Aunque no era el mas fuerte, el muchacho se destacaba por su astucia e inteligencia y por las intrépidas acrobacias que realizaba en su entrenamiento y en batalla. Con el paso del tiempo, el creo su propio estilo de pelea basándose en su capacidad de para realizar piruetas y no paso mucho tiempo hasta que empezó a volverse popular por su peculiar estilo de batalla.

Kiel era un muchacho normal. No era simpático, ni antipático, no era egocéntrico, ni humilde, ni arrogante, tenia amigos y rivales, tenia metas y ambiciones, pero fue considerado un prodigio desde pequeño. Sus padres, Kael y Freya, lideres de la cofradía de ladrones, estaban orgullosos de su hijo.

Ademas de todo esto, Kiel tenia una hermana un poco menor que el, su nombre era Sylia. Ella decidió dedicarse a la música, aprovechando que su hermano era el que seguía el "negocio familiar". Tiene mucho talento tocando instrumentos de cuerda y consiguió trabajo en una las tabernas de Kartas a muy temprana edad (17). Sylia tiene pelo corto y rubio, es un mas baja que Kiel y tiene ojos azules y piel clara, es delgada y de curvas "normales". Se la suele ver con algún instrumento de cuerdas en la espalda, como un violín o una guitarra. Es muy activa y esta siempre corriendo de un lado a otro.


Paseando por las afueras de la ciudad, Kiel se encontró con un pequeño campo de flores, el cual decidió cuidar de ahí en adelante. Poco a poco fue aprendiendo mas y mas sobre plantas y ese pequeño campo se convirtió en el "santuario" de Kiel. Todos los dias a la misma hora, el iba, cuidaba de su santuario y luego se ponía a entrenar allí mismo.

A medida que Kiel creció, sus habilidades crecieron con el, junto con la importancia que se le daba en la cofradía de picaros. Un día, sus padres le ofrecieron ser maestro de los nuevos reclutas y enseñarles su estilo de pelea, el acepto y siguió perfeccionando su estilo mientras enseñaba sus bases a los nuevos reclutas (23 años).

Poco a poco se fue haciendo conocido en la ciudad. Miembros de otros clanes venian a pedirle ayuda a Icaro y Kiel para sus peligrosas misiones, gente que preguntaba por ellos y seguido les dejaban regalos en agradecimiento por su ayuda, incluso novatos que venían a pedirles que los acompañaran en sus misiones solo porque disfrutaban estar con ellos dos. Con el tiempo, la relación de Kiel con los otros clanes fue mejorando y esto afecto la cofradia. Se crearon tres vínculos muy importantes para la ciudad de Karthas: La amistad con el clan Arcana, hizo que la cofradía tuviera acceso a poderosos hechizos, dando lugar a una generación de guardias con magia. También, en muchas ocasiones fue muy útil la magia en misiones y asuntos importantes para la ciudad. El vinculo mas fuerte se creo entre la Cofradía de Picaros y el clan Sanaret. Este clan tiene un simple principio: curar a quien lo necesite. Con frecuencia la cofradia lleva sus heridos a ser tratados por los sanadores de este clan. Al tercer clan se lo conoce como "Super inventores del nuevo milenio", este clan crea inventos muy útiles para la cofradía de ladrones.

Kiel solo llego a conocer a dos lideres de clan. Seguido veía a Melian, el líder de un clan de músicos, a quien Kiel visitaba todo el tiempo y se quedaba escuchando su música cuando tenia tiempo libre y a veces tenia la oportunidad de ver a Hilda, la líder del clan Sanaret. Kiel a veces volvía de las misiones herido por ayudar a algún compañero y si podía, Hilda se encargaba personalmente de curarlo. A pesar de solo conocer personalmente a dos lideres, Kiel recibió varios agradecimientos por ayudar en misiones y a novatos de Valdor, el líder del clan Arcana, pero nunca lo vio personalmente ya que siempre esta ocupado.

Una tarde, llegando a su campo, Kiel se encontró con que una persona estaba sentada entre las flores y se puso a espiarla. Resulto ser que esa persona era una joven muchacha que estaba cuidando algunas flores del campo, al ver esto, el se acerco a ella y se presento. La muchacha, de nombre Aurora, era una florista de Kartas, casi de la misma edad que Kiel, solo un poco mas pequeña que el, de cabello largo trenzado y castaño, con un tono de ojos cyan brillante, piel blanca y delicada. Estaba vestida con un vestido rosado con un saco rojo y en su cabello llevaba un pañuelo del mismo color rosado que su vestido. Luego de que se conocieron, todos los días se veían a la misma hora en el mismo campo de flores.

En este tiempo como maestro, conoció a quien se convertiría en uno de sus compañeros y mejores amigos, el bardo Icaro. Es curioso que lo haya encontrado tocando música en el mismo campo donde conoció a Aurora, quizá era el destino o el favor divino, pero poco importaba. Icaro le contó que venia de una ciudad llamada Molten y que había salido de viaje para buscar "el sonido perfecto". Al escuchar eso (y repetirlo 4 o 5 veces en su cabeza buscando entenderlo), Kiel le pidió que lo acompañara y le presento a su hermana. Ambos se llevaron muy bien y los 3 comenzaron a vivir juntos. Algunas veces, se lo encontraba en la taberna tocando música junto a Sylia, otras veces, estaba ayudando a Kiel con las misiones que le asignaban. Juntos, ellos realizaban todo tipo de misiones, pero siempre respetando la idiologia de su familia: "No matar". Habían aprendido a combinar la magia del bardo con las habilidades de pícaro, sacando el máximo provecho de las dos cosas. Los hechizos de invisibilidad junto con el paso silente de los picaros, la gracia para dar espectáculos para llamar la atención junto con la habilidad de robar, el hechizo de "moneda escucha" junto con la capacidad de infiltrarse y esconderla, todas estas eran típicas estrategias de Icaro y Kiel. Icaro estaba muy agradecido con Kiel y lo consideraba un de sus mas grandes amigos y compañeros, tanto así que el decidió ayudarlo con su problema de fuerza. Al principio solo se trataba de entrenamiento hasta que, un día, Icaro se dio cuenta que Kiel tenia aptitudes para la magia escondidas.

Icaro le enseño a Kiel el arte de la magia y descubrió que, aunque estaba muy limitado, el podía realizar magia. Kiel era bueno utilizando magia de las escuelas de Ilusionismo, Encantamiento y Evocación, así que Icaro lo instruyo en estas escuelas. Kiel no tuvo problemas aprendiendo los hechizos de las escuela de Encantamiento y Ilusionismo, pero se negó a aprender la magia de la escuela de Evocación, alegando que el no estaba interesado en magia para dañar a las personas. En cambio, Icaro y Kiel desarrollaron un nuevo tipo de hechizo que combinaba las escuelas de Encantamiento y Evocación, lanzando ataques que, en ves de producir daños físicos, generan un desgaste mental que puede llegar a dejar inconsciente a los objetivos (daño no letal).

Hasta ese momento todo iba bien en la vida de Kiel. Era reconocido y tenia un trabajo que le agradaba, una hermosa novia y un amigo y fiel compañero, ademas de que había aprendido a usar sus limitadas aptitudes mágicas. Pero el quería una cosa mas, quería conocer la ciudad de la que tanto hablaba su amigo Icaro, quería conocer Molten.

Kiel tenia una nueva meta, pero tenia muchas responsabilidades en la ciudad de Kartas, así que fue a pedirle ayuda a su padre. Kael le dijo que era posible, pero no podía librarse de sus responsabilidades como profesor. Le dijo que podía asignarle nuevos alumnos en la ciudad de Molten, donde la cofradía era aun joven, pero esto solo duraría una temporada. Entusiasmado, Kiel aceptó.

Ya era tiempo de que los caminos de todos se dividan. Sylia empezó a recibir ofertas que le permitirían crecer como artista dentro de la nobleza, Kiel estaba a punto de realizar su viaje a la ciudad de Molten e Icaro decidió partir y continuar su viaje.

Luego de despedirse de su esposa, sus padres, su hermana y su mejor amigo, Kiel partió hacia Molten.


La ultima vez que vieron a Kiel fue durante la Invasión de Arcania, luego desapareció sin dejar rastro. A pesar de que es recordado como un héroe, nadie sabe con certeza que le sucedió ni lo que paso en ese lugar.