Alineamiento

De Genubi
Saltar a: navegación, buscar

El contenido de esta página ha sido transcripto literalmente de los manuales del juego de Dungeon and Dragons, por lo que los jugadores pueden utilizar esta información como referencia en sus personajes.

Legal bueno (El cruzado)

Un personaje de este alineamiento actúa como se espera o se exige que actúe. Combina la obligación de enfrentarse al mal con la disciplina para combatirlo implacablemente. Dice la verdad, mantiene su palabra, ayuda a los necesitados y critica con claridad las injusticias. Los personajes legales buenos detestan que los culpables queden impunes. Legal bueno es el mejor alineamiento que puedes escoger si deseas combinar el honor y la compasión.

Neutral bueno (El bienhechor)

Un personaje neutral bueno hace lo mejor que una persona buena pueda hacer. Se consagra en ayudar a los demás y colabora con los reyes y jueces, aunque no se sienta obligado a ello. Neutral bueno es el mejor alineamiento que puedes escoger si deseas hacer el bien sin tendencia hacia el orden ni contra él.

Caótico bueno (El rebelde)

Un personaje caótico bueno actúa según los dictados de su conciencia sin preocuparse apenas por lo que los demás puedan esperar de él. Sigue su propia senda, pero es una persona amable y benévola. Cree en el bien y el derecho, pero no confía en las reglas ni en las leyes. Los seguidores de este alineamiento detestan que las personas intenten intimidar a los demás y decirles lo que tienen que hacer. El caótico bueno sigue su propia "brújula moral", que, aunque buena, puede no coincidir con la dirección señalada por la sociedad. Caótico bueno es el mejor alineamiento que puedes escoger si deseas combinar un buen corazón con un espíritu libre.


Legal neutral (El juez)

Un personaje legal neutral actúa según los dictámenes de la ley, la tradición o su código personal. Para él, lo más importante son el órden y la organización. Puede creer en el orden personal y vivir siguiendo un código o unos valores particulares, o bien puede creer en un mismo orden para todos y preferir un gobierno fuerte y organizado. Legal neutral es el mejor alineamiento que puedes escoger si deseas ser honorable y de confianza sin caer en el fanatismo.

Neutral (El indeciso)

Un personaje neutral hace aquello que le parece que es la mejor idea. No siente una atracción por un bando ni por otro en lo que se refiere al bien y el mal, o la ley y el caos. La mayoría de las veces la neutralidad es mas una falta de convicción o de tendencia que un compromiso con la propia neutralidad. Ese tipo de personajes piensan que el bien es mejor que el mal, ya que al fin y al cabo prefieren tener buenos vecinos y gobernantes que estar rodeados de gente malvada. Sin embargo, no se sienten inclinados personalmente a defender el bien de modo abstracto ni universal. Por otro lado, algunos neutrales se sienten atraidos filosoficamente por la neutralidad. Neutral es el mejor alineamiento que puedes elegir si deseas que tu personaje actúe de forma natural, sin prejuicios ni obligaciones.

Caótico neutral (El espíritu libre)

Un personaje caótico neutral hace lo que se le antoja. Se trata de una persona individualista de principio a fin que valora su propia libertad pero no se esfuerza por defender la de los demás. Evita la autoridad, se queja de las restricciones y desafia la tradición. El personaje caotico neutral no perjudica intencionalmente a las organizaciones como parte de una campaña de anarquía. Para hacer eso, debería sentirse motivado por el bien (y el deseo de liberar a los demás) o por el mal (y el deseo de hacer sufrir a los que sean diferentes a él). Un personaje caótico neutral impredecible, pero su comportamiento no será totalmente aleatorio. Lo más probable es que cruce un puente, no que se tire de él. Caótico neutral es el mejor alineamiento que puedes escoger si deseas que tu personaje esté libre realmente tanto de las restricciones de la sociedad como del fanatismo de los bienhechores.


Legal maligno (El dominador)

Un villano legal maligno se apodera metódicamente de aquello que desea, siempre dentro de los limites de su código de conducta pero sin preocuparse de a quién pueda hacer daño. Se trata de una persona preocupada por la tradición, la lealtad y el orden, pero no por la libertad, la dignidad ni la vida. Es alguien que juega según las reglas, pero sin mostrar piedad ni compasión. Se siente cómodo con la jerarquía y le gusta poder gobernar, pero también estará dispuesto a servir. Condenará a los demás pero no por sus actos, sino por su raza, religión, lugar de nacimiento o posición social. Es una persona reacia a infringir la ley o incumplir una promesa; tal renuencia depende en parte de su propia naturaleza, pero también se debe a su necesidad de orden para protegerse de quienes pueden oponerse a él por motivos morales. Algunos villanos legales malignos poseen tabúes particulares, como no matar a sangre fría, o evitar que los niños sufran daño. Las personas asi creen que esta clase de escrúpulos las sitúan encima de villanos sin principios. Legal maligno es uno de los alineamientos más peligrosos porque representa la maldad metódica e intencionada que a menudo tiene éxito.

Neutral maligno (El malhechor)

Un personaje neutral maligno hará lo que sea para salir impune. Solo se preocupa por si mismo, simple y llanamente. No derrama lágrimas por aquellos a los que mata, ya sea por sacar provecho, deporte o conveniencia. No siente aprecio alguno por el orden, y no cree que el respeto por la ley, la tradición o un código pudieran convertirle en una persona más noble. Por otro lado, este tipo de personaje carece de la naturaleza inquieta o de la afición por el conflicto que caracteriza a los villanos caóticos malignos. El criminal que roba y mata para conseguir lo que desea es un ejemplo de personaje neutral maligno. Neutral maligno es uno de los alineamientos más peligrosos porque representa la maldad en estado puro, sin honor ni posibilidad de cambiar.

Caótico maligno (El destructor)

Un personaje caótico maligno hace lo que su codicia, odio o ansia de la destrucción lo llevan a hacer. Es una persona de genio violento, cruel, arbitrariamente agresiva e impredecible. Busca todo aquello que pueda conseguir, y es despiadado y brutal. Cuando se entregan a la propagación del caos y la maldad, este tipo de personaje son aún peores. Afortunadamente, sus planes carecen de orden y todos los grupos que logran crear o reunir suelen estar mal organizados. Normalmente, los personajes caóticos malignos solo colaboran entre si por la fuerza y sus líderes solo conservan su cargo mientras eviten ser derrotados o asesinados. Caótico maligno es uno de los alineamientos más peligrosos porque representa la destrucción no solo de la belleza y la vida, sino también del orden del que ambas dependen.